¡A la calle! que ya es hora.

16 de marzo de 2007

¡Que bien me encuentro hoy!

O mejor ¡que bien debería de encontrarme hoy! si fuera una de las componentes del club de fans del presidente Rodríguez. Porque si lo fuera creería que la ley aprobada ayer va a suponer algún cambio positivo en mi vida o en la de cientos de miles de españolas.

Españolas que, como yo, trabajamos fuera de casa, que hemos encontrado trabajo compitiendo en entrevistas de trabajo con otras personas. No importaba su sexo, jamás entré a una entrevista pensando "esto está hecho hay dos plazas y soy la única mujer". Me esforcé en la uni por sacar las mejores calificaciones, porque estaba convencida de que profesionalmente tenía mucho que aportar. A lo largo de mi carrera profesional nunca me he sentido discriminada a la hora de conseguir un trabajo, el hecho de que los ascensos fueran más complicados no podría achacarlo a razones de sexo honestamente. Por todo lo dicho entenderéis que hoy no me encuentre mejor que ayer ya que opino que esta ley no aporta nada a la vida laboral de todas las que consideramos que laboralmente valemos lo mismo y el que no lo sepa apreciar se pierde la aportación valiosa de miles de profesionales.
El único problema, y es lo único que no toca la ley por que no puede, está en las diferencias salariales. Ahí hay un verdadero agujero negro, pero es que meterse con eso es efectivo y no es tan demagógico, ¿verdad diputadas istas, istas istas?
El hecho de que a los hombres les concedan 15 días por ley de paternidad es importante, pero más lo sería el tener una baja maternal decente y no las 16 semanas que tenemos actualmente. Una vez que la baja fuese de mayor duración sería cuestión interna de los padres el cómo se distribuya. Ya está bien de que el papá administración tenga que organizar la vida de los que pagamos impuestos para que dicha administración pueda cobrar a fin de mes

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home