¡A la calle! que ya es hora.

13 de febrero de 2008

El culo con las témporas

Es algo fundamental en la vida no confundir el culo con las témporas. Parece que el secretario General de las Juventudes del quiero vivir del pueblo como un rey, digo Juventudes Socialistas no recibió esa enseñanza y pasa lo que pasa.
Pasa que equipara un intento de agresión por motivos políticos, sufrido por una dirigente del PP, con el abucheo que sufrió el candidato a la presidencia por su partido el otro día en Toledo.
Vamos a aclararle las cosas a don Sergio:
  • el agredir o intentar agredir a alguien por divergencia en las opinienes políticas es típico en en los régimenes no democráticos. Claro que como encontraron natural excarcelar temporalmente, no encausar y permitir presentarse a las elecciones a representantes de una banda de asesinos con motivos políticos que opinar que quietarle la vida al que opina diferente no sólo es lícito si no que es la vía para presionar e imponer sus desvaríos políticos.
  • el abucheo es una expresión de disconformidad que, además de ser una vía indolora para el que lo sufre (no se puede decir que sea insonora) en el caso del que lo sufrió podemos decir que es insípida ya que no entiende el sabor de la protesta. El uso del popularmente conocido como derecho al pataleo no es uno de los "nuevos derechos" creados por este gobierno (que por cierto llegó al poder gracias a la crispación por ellos generada desde el momento en que estallan bombas asesinas en cuantro trenes en Madrid). Se trata de un derecho universal y a veces el único que nos queda ante comportamientos autoritarios o o abusos de poder.

Espero que Sergio Gutierrez no vuelva a confundir el culo con las témporas o tendré que pensar que sus declaraciones tienen poca base democrática. La misma poca base democrática que la de un partido gallego (independentista de izquierdas él) que equipara el holocausto del pueblo judio a manos del gobierno nacionalsocialista alemán.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home