¡A la calle! que ya es hora.

12 de noviembre de 2007

La memoria y las neuronas

¡Menuda vuelta del fin de semana!
¿Porqué no usa el inquilino de La Moncloa la memoria en vez de intentar imponer su leyendamemoria a los demás?
Si la ejercitara, de vez en cuando (lo que no se ejercita se anquilosa, ¡mire que se lo digo por su bien!), podría haber comentado con el representante del gobierno (autoritario y nada democrático) de Venezuela que para golpista ya estaba él.
Que además su golpe de estado no fue incruento y que estuvo detenido por ello.
Podía haberle dicho (esto ya sin tener que ejercitar la memoria) que en Venezuela él ha cerrado la cadena de televisión que servía para que parte de la población opuesta a su política pudiera expresarse.
Inlcuso podría haberse sincerado y decirle que para agitación subversiva la que cometieron sus simpatizantes (los del partido socialisto o lo que sea), la víspera de las elecciones generales en España.
Pero claro el número de neuronas comprometidas en el proyecto "qué malos eran los franquistas y los rojos eran como caballeros andantes" no deja mucho margen, además las que quedan tienen que hacer malabares para seguir ofreciendo euros por votos hasta que no quede ni una onza de oro que vender.
Así las neuronas (algo perjudicadas parece), el apoyo de Moratinos (ministro que deja de serlo los fines de semana que le parece, ¡uf, qué bochorno!) no parece que sirva de mucho, el inquilino de La Moncloa dejó pasar la oportunidad de poner en su sitio al neodictadorpseudodemócrata Chavez. Consecuencia, al final de la cumbre el Rey le tuvo que decir que se callara.
¡Que no, que no voy a felicitar al Rey! Toleró que se insultara a los españoles más de lo que tenía que tolerar, que es nada. No me importa como le caiga Aznar, ¡cuando está representando a España que lo haga y que no deje que nos insulten! A los míos los critico yo, o los trapos sucios se lavan en casa... es que nadie en la delegación española pudo acordarse del refranero. Si esto pasa en la Commonwealth (que no pasa) ni al presidente del gobierno ni al monarca se les ocurre quedarse ni un minuto en esa cumbre. Porque ante todo, el honor del país y de los ciudadanos del mismo está por encima de las ideas.
Ya lo dije, pero que envidia me producen a veces otros ciudadanos de la UE.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home