¡A la calle! que ya es hora.

9 de noviembre de 2007

Las falacias de Ana Botella

Dice doña Ana Botella que Gallardón "es un alcalde fantástico". Ignoro si tan fantástico como Blancanieves o Sabino Arana, pero ese aserto constituye la primera falacia botéllica.
Aún así, no es tan catastrófica para quienes votan a su partido como la segunda falacia:"Que guste o no Gallardón en el PP se manifiesta en los votos". Esto es como lo del pío catalán de Huesca, Durán, que como ambos tuvieran que dar la cara para recibir votos, su representatividad sería, digamos, ligera, liviana.

Pero bueno, doña Ana, ¿no se acuerda usted cuando el fantástico alcalde amigo de PRISA se enfrentó, valiente como siempre, por Cobo interpuesto, a Esperanza Aguirre, y la gente de su partido le dejó en el más absoluto de los ridículos?

A mi me sorprende cómo en su partido, señora Botella, suelen ser muy drásticos a la hora de defenestrar a quienes defienden nuestra condición de españoles libres, Vidal Quadras, por ejemplo, y, por el contrario, son moles marmóreas indiferentes ante los apuñalamientos que constantemente nos propinan gentes como el fantástico Gallardón o el nacionalista Arenas.

Pues, en mi caso -un grano de arena en la playa, lo sé-, verá lo que me gusta Gallardón cuando me abstenga de votar a su partido, si el señor Rajoy, como me temo, acaba poniéndolo en las listas a las próximas elecciones generales.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home