¡A la calle! que ya es hora.

28 de octubre de 2007

Desastres naturales

Cuando yo era niño el profesor de Ciencias Naturales nos explicaba cuáles podrían ser los efectos devastadores del frenazo en seco de la rotación de la tierra sobre su propio eje. Nos ponía ejemplos varios de objetos animados que se detenían en su movimiento de repente, y nosotros nos imaginábamos cómo, de ocurrir lo mismo en nuestro planeta, los edificios saldrían disparados, los ríos perderían sus cauce, los árboles se desgajarían de sus raigambres, etc. Un cúmulo de desastres que, a los ojos de cualquier infante, nos parecían poco menos que el Apocalipsis.

Ahora, ya sabemos lo que nos espera: «el mundo 'se gira' a mirar a España por sus soluciones en materia social» (Carmen Chacón, dixit).

Será peor que lo que nos explicaba El Meri (Meridiano llamábamos a nuestro profesor de Ciencias), el mundo no sólo frenará, sino que dará marcha atrás. El caos, en fin.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home