¡A la calle! que ya es hora.

7 de abril de 2006

Desenmascarar la demagogia y el palabrerío con datos

A juicio de Zapatero, "muchos de los objetivos y de las grandes aspiraciones" de la II República, al que definió como un "período de sueños y lágrimas", están hoy en "plena vigencia" y con un "alto" grado de desarrollo. Citó como ejemplo la aprobación en los próximos meses de leyes como la de la Memoria Histórica, la de Igualdad o la de Dependencia.

Dado que la ignorancia es muy atrevida, no voy a entrar en lo demagógico de la declaración, no lo merece. Pero lo que si voy a intentar es dar algo de información ya que considero que las personas informadas son capaces de pensar por si mismas. Supongo que el Bobierno no piensa lo mismo ya que acaba de aprobar una ley de educación que sólo hace hincapié en adoctrinar a los alumnos en ciudadanía (entendida como borregueo, que se manifiesta, les vota y les cree).

Trataré primero de las aspiraciones de la II República que puedan estar recogidas en la ley de Dependencia, es que es muy interesante:
las circunstancias sociales eran muy diferentes con una sociedad rural mucho más importante que ahora, la familia tradicional el pilar de la misma, y conviviendo más de una generación en la misma casa. Pero no es eso lo importante de las aspiraciones, lo importante es que la diferencia entre la esperanza de vida durante la II República y ahora es de 20 a 30 años en función del sexo (lo siento por la ley de Igualdad pero no hay cuota que valga, los hombres tienen menor esperanza de vida), la tasa de mortalidad infantil era 30-40% mayores en que a finales de los 90 . En vista de los datos (hay más pero no quiero extenderme) no pienso que la ley de Dependencia estuviera entre las grandes aspiraciones de la II Republica, el problema no era la dependencia ni cómo cuidar a las personas dependientes (entre otras cosas por que la unidad familiar y que la sociedad no era plenamente industrializada), el problema al que se enfrentaban era sobrevivir.

Por lo que respecta a la Memoria Histórica, tengo una amiga cuyo abuelo defendió con su vida a las monjas de un convento cuando intentaban asesinarlas, todo esto ocurría dentro del primer periodo democrático de la historia, supongo que eso aliviaría a las monjas en caso de no haberlas salvado el abuelo de mi amiga. Pero me temo que la ley de la Memoria Histórica no tratará equitativamente los hechos. Por cierto la capacidad de Memoria que reivindican es directamente proporcional al nivel de amnesia que exigen a la sociedad respecto a hechos acaecidos tan lejos como tres, cuatro, cinco o seis años.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home