¡A la calle! que ya es hora.

20 de abril de 2007

La trascendencia

Dice doña Mercedes Gallizo que las salidas de De Juana al médico no tienen mayor trascendencia, y que “ya vale de utilizar políticamente el tema”. Pues la verdad doña Mercedes déjeme que le puntualice en que cosas tiene trascendencia política o no política el tema del que usted ha hablado:

El que en un hospital en San Sebastián, al que Instituciones Peninteciarias ha trasladado al preso, resulte que no haya servicio de Oftalmología, que parece ser que es una de las dolencias que achacan a tan excelso asesino, me parece que tiene cierta trascendencia.
Que no se pueda hacer una interconsulta entre servicios de otros hospitales de San Sebastián o de la Comunidad Autónoma al que ustedes lo han trasladado, para que se solace después de una huelga de hambre, me parece que puede tener trascendencia.
Que salga del hospital en coche (privado o de la policía me da igua, doña Mercedes) en vez de en ambulancia como hacen todos los enfermos que son trasladados a otros centros sanitarios por los motivos que sean, me parece que puede tener cierta trascendencia.
Que vaya al oftalmólogo y luego de compras y que en su recorrido hayan estado implicados entre 10 a 15 escoltas no es que me parezca, es que tiene trascendencia. Porque ese despilfarro de medios que ustedes derrochan con un vil asesino lo realizan con mi dinero doña Mercedes, que ustedes los progresistas que pactan con asesinos un plan de paz aunque hayan puesto 3 muertos en el camino, no han puesto un fondo particular con el que costear esto. No, lo hacen con mi, con nuestro dinero que es público pero es de alguien doña Mercedes, es de todos.

¿Entiende los motivos por los que las salidas del asesino a recibir atención médica tienen trascendencia y mucha?

Por supuesto que hay cosas que no tienen trascendencia, por ejemplo lo bien o mal que le caiga a usted el asesino del que hablamos, eso no tiene la menor trascendencia.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home