¡A la calle! que ya es hora.

7 de febrero de 2007

Montilla: cuando la decadencia andaluza da en catalán.



El presidente del gobierno nacional-socialista catalán, Montilla, enfadado porque ha habido una chinita en el camino de la secesión, se queja de que los patriotas españoles prefiramos a E.ON antes que a La Caixa como pareja de baile de Endesa.

No sé, pero el amiguete de los hombres de paz, Pérez Carod, lo dejó el otro día muy claro cuando vino a ver al doble de Khruschev (enlace para jóvenes o víctimas de la LOGSE), al saludarlo como homólogo de asuntos exteriores de un país vecino.

Pues hombre, la cosa está clara. E.ON es una empresa a la que, como ocurre con todas las empresas que venden sus productos en España, cuando le compramos algo, abonamos un IVA que se redistribuye por todo el territorio nacional (bueno, esto es en teoría, que con el PSOE ya se sabe). Si le tuviésemos que comprar la luz a una empresa catalana, del IVA recaudado -por obra y gracia del zETApestatut-, no veríamos res; nos quedaríamos a dos velas, vamos.

Es más, Montilla, si fueras un patriota como Companys manda, hace tiempo que habrías cogido las tijeras para cortar el cordón umbilical eléctrico que te une con la pérfida España. Y, si después no te basta con FECSA -estoy seguro de que Endesa te la vendería a buen precio-, pues te compras unas pilas.
Vamos, machote, con un par, coges una escalera, cortas los cables que entran en la incomparable nación catalana, y, ¡por fin!, la liberación. ¿Pero, sabes qué pasa, molt honorable? pues que no hay... ¿a qué no?


0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home