¡A la calle! que ya es hora.

18 de diciembre de 2007

No soy un actor, lo reconozco

Por lo tanto he asumido que no tengo el impacto mediático de los que quieren imponernos un diezmo para vivir mejor, no solo a coste de su trabajo si no de nuestros hobbies.
Este pensamiento viene a cuento de que "si las cosas marcharan como debieran" (como dijo hace poco un progreactor) en las próximas elecciones los siguientes colectivos deberían no votar al optimista antropológico que habita en La Mocloa (gracias a la manipulación ilegal de la jornada de reflexión después del atentado del 11-M):
  • El colectivo de empleados en hostelería (a los que supongo que les gravarán en el IRPF las ganancias obtenidas por las propinas de 1€)
  • Los ganaderos ya que habrán dejado de vender corderos, solomillos, pavos y demás viandas propias de estas fechas dado que el personal comprará conejo (receta mágica del ministerio de hacienda para superar la crisis)
  • Los trabajadores de la construcción ya que pese a negar desde el creado ministerio la incipiente burbuja, la realidad ha sido más tozuda y se están quedando sin trabajo.
  • Los que están entre 55 y 65 años, a los que amenazan con que o bien trabajan 10 años más o no van a ver ni un euro (vamos que ni una propina por dos cafés) de su jubilación.
  • Los padres cuyos hijos están sufriendo una imposición lingüisticas en su educación.
  • Los ciudadanos que quieren ser libres y que consideren que los escritos de las administraciones públicas o bien se escriben en los idiomas oficiales de las autonomías o bien lo hacen en el idioma común de todos los españoles. Aquellos que les parezca una estupidez que este hombre anuncie más apoyo a que se hable español en el mundo y que no hace nada para que se pueda hablar español en España sin que tenga consecuencias negativas (económicas especialmente)
  • Los Guardias Civiles y sus familiares, que han visto como les protege el gobierno y lo que apoya a los familiares de los caídos del cuerpo.
  • Los militares que han visto como algunos de sus compañeros han caído en el extranjero por no llevar los medios adecuados y cómo cedemos posiciones ante el enemigo para no levantar otra polémica.
  • Las amas o amos de casa, que además de sufrir una inflacción y un aumento de precios que deja temblando tienen que aguantar que el gobierno (que no hace nada a nivel económico) les culpe del mismo.
  • Los que tienen una hipoteca y tiene que oir diariamente que en España no existene hipotecas subprime, y resulta que el piso que compraron ahora vale menos que cuando se lo tasaron.

En fin que si las cosas marcharan como debieran sólo los militantes de ese partido que nos está llevando a la ruina, los familiares directos y los beneficiados por ellos (actores, miembros de la SGAE, dueños de las nuevas televisiones especialmente la sexta, y demás depositarios de subvenciones) les votarían.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home