¡A la calle! que ya es hora.

21 de noviembre de 2007

El ejemplo Montilla

"haz lo que yo digo y no lo que yo hago", es un refrán que retrata a este individuo. Lo cierto es que los políticos (no se si los afiliados, no quiero generalizar) del partido que alcanzó el gobierno después del atentado del 11-M, son partidarios de ordenar y mandar a los ciudadanos lo que deben hacer pero no les gusta hacer lo que ellos ordenan.

Para muestra la justificación del PSC a que el presidente de la Generalidad catalana envíe a sus hijos a un colegio privado mientras que ellos defienden la escuela pública. Una cosa son las pollíticas y otra las decisiones familiares, dicen. Esta justificación es una falacia de grado sumo, para empezar no es que defiendan sólo la escuela pública si no que defienden la exclusión del castellano del sistema educativo. Por otra parte la elección del colegio no es solo público frente a privado si no que la dicotomía que ha sopesado el presidente del la generalidad (que está recibiendo clases aceleradas de catalán, porque pese a llevar casi toda su vida en Cataluña este hombre no habla fluidamente el idioma que quiere imponer a los demás) ha sido la de colegio que enseñe en catalán o colegio que no lo haga ya que en el colegio alemán las clases no se dan en catalán. Luego lo que ha elegido Montilla ha sido un mejor futuro para sus hijos, cosa que no le permite al resto de los ciudadanos catalanes, porque mientras en la calle se habla catalán y castellano ellos hablan un idioma oficial europeo en su colegio.
Mención aparte es el hecho de que el sistema educativo alemán no ha sufrido los vaivenes que sufren los niños españoles desde la llegada al Psoe al gobierno (de esto hace ya 25 años). Gracias al progreso de los sistemas educativos realizados por el PSOE los estudiantes españoles están a la altura (más bien bajura) de los alumnos de las islas Fidji (que ya se sabe que es el paradigama de la educación) mientras que los alumnos de países europeos como Finlandia están en la cabeza de esas listas. ¿que tal si les copiamos el sistema? ah! es que allí se estudia, se premia el esfuerzo y se la creatividad de los alumnos y en cambio nosotros pues tenemos a los alumnos en el sistema educativo hasta los 18 pase lo que pase y por lo menos no salimos en las estadísticas de fracaso escolar, al menos evitamos esa porque el fracaso es al final el mismo. Pero claro una cosa es la decisión política y otra las decisiones personales, jajaja por esas decisiones personales los hijos de la mayoría de los polñiticos del PSOE no están ni en colegios concertados, no están en los privados... es que lo social está muy bien para la política pero luego están las decisiones personales... menuda hipocresía

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home