¡A la calle! que ya es hora.

19 de enero de 2007

Aniversario de la humillación para Castilla y para España

Hoy se cumple un año del expolio en Salamanca del Archivo de la Guerra Civil. En una exposición, La Memoria Rota, el Ayuntamiento de Salamanca quiere recordar que aquello, además de una iniquidad, fue ilegal. Has el 25 de marzo puede apreciarse como el expolio no se ajustó a la ley.
Dado que durante todo este tiempo han aumentado exponencialmente la vejaciones a las bases democráticas más elementales y la humillación a la que está dispuesto a llegar el ser humano tiene un límite, por su vigencia, reproduzco la entrada que pusimos en este blog casi recién nacido.


Amargura

Lo que más me entristece no es que descoyunten el archivo, arramplando con las vértebras que quieran, sino que no tengan en cuenta que, en el ser humano, la humillación siempre engorda el fondo de rencor que, a su vez, alimenta a la bestia: la venganza.


Y hoy, muchos -por ejemplo, los que hemos visto con paciencia cómo han ido despareciendo las obras de arte de nuestros pueblecitos para enriquecer patrimonios ajenos- nos sentimos humillados. Y la necesidad de venganza genera una respuesta de ansiedad tan fuerte que obnubila a la razón.

Estos déspotas deberían tener esto en cuenta. O es que el deseo de venganza que generó tantas matanzas entre serbios y croatas no tuvo su inicio en el afán de humillar al otro. Que lo sepan, como en el caso yugoeslavo, hay gentes que no quieren que los descabellen mansamente y, cuando el umbral del rencor inevitablemente haya sido superado en todos a la vez, el deseo de venganza, por desgracia, será imparable.

Eso es lo que me pone triste y me produce profunda amargura.


0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home