¡A la calle! que ya es hora.

13 de noviembre de 2006

Memoria HistÉrica (XLV) - 24 junio 1998



Felipe González en estado puro

No, no le vamos a manipular, que no somos Jiménez Losdemoños, como dice él, le vamos a presentar tal y como es, el único Presidente del Gobierno que ha tenido que declarar ante el Tribunal Supremo. Como testigo ¿eh?, que no hay que «estigmatizarle», según extraordinaria doctrina bacigalupa.
Tuvo que declarar si sabía algo de las fechorías a las que se dedicaban en su Ministerio del Interior. Sí, hombre, algún secuestro, ¿o es que también eso se manipuló? Quizás el pobre Segundo Marey era de atrezzo.
El afán por preservar la imagen, ¡válgame Dios!, de este individuo llevó incluso al Presidente del Tribunal a prohibir la presencia de fotógrafos en la sala donde se celebró el juicio. Claro que no no contaban con que un abispado fotógrafo (Fernando Quintela) del diario El Mundo se ingeniara una cámara de plástico y le sacara esta fotografía que pasará a la historia.

Tiene gracia, el príncipe de los manipuladores acusando de manipulación. Habló el buey y dijo muuu !!

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home