¡A la calle! que ya es hora.

10 de octubre de 2006

La 'insurgente' manipulación cotidiana

"Los Abu Ghraib cotidianos.

Un médico estadounidense que ayudó a secuestrar a un anciano iraquí y después fue cómplice de su asesinato ha sido sentenciado en EEUU a 10 años de cárcel, aunque sólo cumplirá sentencia de uno por haber declarado contra los siete marines protagonistas del caso. El suceso resulta especialmente siniestro porque la única razón por la que Hashim Ibrahim Awad fue asesinado a sangre fría es que era vecino de un presunto terrorista que se había escapado. Los soldados estadounidenses, para aplacar su rabia por no encontrar a quien buscaban, dispararon al anciano 10 veces en la cabeza y después simularon la condición de terrorista de la víctima ante la complicidad del médico, quien actuó movido por su deseo de ser «parte del equipo». El episodio, que por desgracia no es aislado, vuelve a poner en evidencia la conducta de los soldados estadounidenses en Irak." (El Mundo, 9-10-2006)


--------------------------------------------------------------
Esto, además de contar una historia espeluznante, pone de manifiesto:
1. Que algunos soldados, y no "los soldados", estadounidenses son unos asesinos deleznables.
2. Que la justicia en EE.UU. suele funcionar mejor que la de la INSURGENCIA de la que suele hablar El Mundo, cuando de calificar a los que ponen bombas en Iraq se trata, a los que ni siquiera justifica por su rabia, sino por su deseo de liberarse de la cerrazón yanki por conseguir una democracia en la zona.

Y un añadido. Mira que veo poco los telediarios, pero no falla, es hablar de «armas de destrucción masiva», y aparecer imágenes de misiles que no caben en la pantalla. Vamos a ver, me canso de repetirlo entre los progres: que masivo no necesariamente quiere decir grande, que un simple cuarto de amanita phalloides te puede mandar al otro barrio. Pues nada, no hay manera, como papagallos.
* * * * * * * * * * * *
- ¿quién fue?
- zETApé

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home