¡A la calle! que ya es hora.

18 de mayo de 2006

Rubalcaba, ese obvio

Últimamente habla mucho El Obvio y, por tanto, hasta la primavera protesta y nos lanza este fuego abrasador que nos hará confesar que fuimos los que besamos a Bono en la mani. Es que, misterios insondables de la naturaleza zapaterial, entramos a caballo de rúbrica más de cuatro millones con el DNI en la boca al Congreso y no nos ven. Pero, sin embargo, acudimos a apoyar a las víctimas y nos atisban sacudiéndole a Pepe (no Barrionuevo, el otro Pepe) un derechazo y dos ganchos de izquierda. Los jueces han dicho que no, pero no importa, él lo vio "con mis propios ojos".
Me aburres. Eres lineal, previsible, Obvio, siempre mintiendo, tergiversando, como el jefe de los malos de "V". ¿Se puede ver con algo que no sean los ojos? Sí, ya, se puede imaginar, pero la imaginación no es realidad, sino deseo, aunque la avale la Cisterna SER.

Estuvo bien Rubalcaba aludiendo a sus dotes gramaticales y, con el didactismo que le caracteriza, explicarnos lo que es un pleonasmo. En su caso se produce un fenómeno gramatical curioso, bueno, mejor dicho, dos:
1. El verbo decir es un verbo transitivo que se complementa con un Complemento Directo. En el caso de El Obvio, el verbo decir tiene la exigencia de ir acompañado de la palabra mentira (en sus múltiples variantes), lo que la convierte no en Complemento Directo, sino en lo que siempre se llamó Complemento de Régimen (sin doble intención) o Suplemento.
2. Pero más curioso aún es el fenómeno que, cuando este dechado de doblez moral, utiliza el verbo decir, las palabras que continúan actúan siempre como cuasipronombres, sustituyendo a la palabra mentira. Por ejemplo, cuando oigo en la radio contar que "ayer Rubalcaba dijo que se llegará pronto al punto de partida de la negociación con ETA porque las bases son sólidas" ya sé que todo lo que viene después del verbo decir es falso: llevan tiempo dándose el pico con ETA; que no negocian nada, sino que ceden todo; que no hay bases y que de solidez nada de nada. En resumen, "ayer Pérez Rubalcaba dijo mentiras".

O, si no, ahí van las tres cosas (mentiras) que Pérez Rubalcaba dijo ayer:
- "Lo vi con mis propios ojos" (la agresión que no exisitió)
- "Lo dicen otros manifestantes que lo vieron" (se hace eco de la Cisterna SER)
- "quien entre irregularmente en España será expulsado" (hoy más de 2.330 inmigrantes se encuentran retenidos en Canarias)

+ + + + +
- ¿quién fue?
- zETApé

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home