¡A la calle! que ya es hora.

16 de marzo de 2010

La moda IVA: o te mato o te matas

La aportación de Recarte:
En términos económicos, la subida del IVA puede provocar, en estos momentos, un menor consumo, un menor crecimiento y un mayor desempleo. Aunque difícil de cuantificar, ese efecto contractivo aislado podría provocar una caída del PIB de quizá, como máximo, el 0,2%. Si el Gobierno retirara ahora la medida –y para el resto del mundo, el Gobierno representa a la economía española; lo queramos o no– la desconfianza en España se traduciría en un mayor pago por intereses, en dificultades de financiación para las empresas españolas y de refinanciación de nuestra enorme deuda exterior, lo que se traduciría en una contracción adicional del PIB, que difícilmente bajaría del 1%. Por su parte, el déficit público crecería un 0,4%, sólo por el mayor pago por intereses del sector público en 2010, y entre el 2% y el 4% por el menor crecimiento del PIB. Todo lo cual podría disparar el déficit público a cifras cercanas al 14% del PIB y obligaría a recortar el gasto público aún más en funcionamiento de las Administraciones, en transferencias a los parados, en educación y en sanidad. Y habría que subir, aún más, los impuestos.

Mi sesuda aportación:
En términos económicos, la bajada del IVA puede provocar, en estos momentos, un mayor consumo, un mayor crecimiento y un menor desempleo. Aunque difícil de cuantificar, ese efecto expansivo aislado podría provocar una subida del PIB de quizá, como mínimo, el 2%.

Si el Gobierno retirara ahora la medida –y para el resto del mundo, el Gobierno representa a la economía española; lo queramos o no– la confianza en España se traduciría en un menor pago por intereses, en mejores posibilidades de financiación para las empresas españolas y de refinanciación de nuestra enorme deuda exterior, lo que se traduciría en una expansión adicional del PIB, que difícilmente bajaría del 3%. Por su parte, el déficit público disminuiría un 0,4%, sólo por el menor pago por intereses del sector público en 2010, y entre el 2% y el 4% por el mayor crecimiento del PIB. Todo lo cual podría contraer el déficit público a cifras cercanas al 4% del PIB y podría ayudar a optimizar los recursos de las Administraciones, las transferencias a los parados, la educación y la sanidad. Ante esta mejora, sería posible bajar, aún más, los impuestos.

¡Hala!

************************
Rajoy, tras dos meses, he vuelto. Menos deberías  tardar en irte, que la vieja no es María San Gil, sino tu cobardía.

************************

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home