¡A la calle! que ya es hora.

18 de agosto de 2009

Es un orgullo ser español (de nuevo y siempre)

Repito título en la entrada. Lo escribía el pasado 23 de noviembre, cuando un grupo de esforzados tenistas españoles nos hacía vibrar de emoción, tras su victoria en la Copa Davis. De la misma manera que hace casi un año, ese grupo de españoles especialistas en pasar la pelota por el aro paseó con orgullo nuestra bandera en Pekín.
Hoy, Marta Domínguez (¡ay, mi Palencia, mi Castilla, queridas!), y a pesar del presidente de la Real Federación Española de Atletismo (*), me hace revivir aquellas palabras que hoy repito:
Gracias a todos por transmitirnos la idea de que, a pesar de psoeces y ppleles, podemos seguir creyendo en España, porque hay españoles que portan nuestro estandarte con dignidad.


(*) Odriozola: "El atletismo catalán es el más importante de nuestro país"
Será por eso que a Alemania ha ido el catalán Reyes Estévez (3:38:69) en lugar del castellano Diego Ruiz (3:35:25)