¡A la calle! que ya es hora.

9 de julio de 2008

Algunos no decimos 'beeeeee'


Leo en Libertad Digital, sobre la sentencia de la Audiencia de Madrid que exculpa a Santano y coleguis del delito de falsedad en documento público: «(...)dice el texto que las observaciones del perito eran “irrelevantes” (...)».

Yo creo que ese tribunal no tenía que opinar en la sentencia sobre la relevancia de las investigaciones de los peritos, del mismo modo que no lo debe hacer sobre la renovación de Calderón en Los Raptors de Toronto o el deshielo de los glaciares de Groenlandia. Pero ya que se ponen, lo que no deben es tratarnos a los pobres mortales como a los borregos de la foto; porque si no eran relevantes las observaciones de los peritos, un poco de perspicacia debería llevarles a avizorar que los santanos se habían tomado muchas molestias para tapar la E.T.A. (que no es una letra griega, no), como para que no tuviera relevancia.

Es decir, que no sólo confunden la gramática con la perlética, sino que la lógica es una secuencia subsecuente con consecuencias de inveracidad infrecuentemente relevante. Más o menos, quién sabe.