¡A la calle! que ya es hora.

21 de junio de 2008

Hablar por tener boca

Eso es lo que le está pasando al embaucador que nos pidió el voto para destapar el engaño de Zapatero, engaño que, después, ya no atisba.
"De dónde sacan algunos que vamos a cambiar de principios", dice. Y ese es el quid de la cuestión, ya no váis a cambiar de principios, por la sencilla razón de que ya habéis cambiado de principios.
No sólo eso, también vuestros fines -como lo harán vuestros finales- han girado al centro o al batiburrillo. España, Libertad, Víctimas, los derechos de las personas, bah, ¿qué fines son esos? Aquí, lo que importa es el fin supremo, como en la época dorada de los "jóvenes" del partido: pertenecer al Régimen.