¡A la calle! que ya es hora.

5 de octubre de 2007

Diagnostico, ¿esquizofrenia?

Es posible que algunos puedan llegar a pensar que la Vicepresidenta Fernández de la Vega (que ha llegado a ser juez sin haber opositado para ello, que no ha ejercido como juez y que en su descripcióun un periódico de la progresía la definía como "una eminente jurista"!) padece esquizofrenia después de oirle las declaraciones contradictorias a las que nos somete viernes tras viernes.
De su "desprecio absoluto" al partido que pide que se cumpla la ley, a su acatamiento de hoy a las decisiones judiciales (que por otra parte media España se pregunta hoy que diferencia puede haber entre lo que es delito ahora y lo que no era delito hace menos de 6 meses).
Está encantada con las declaraciones y actuaciones del ex-presidente que llevó a España a la ruína total, con más de tres millones de parados, con crimen gubernamental organizado y pagado con dinero de los presupuestos, con corrupción a todas las alturas e instancias de la Administración del Estado (Ministerio del Interior, Banco de España, su propio partido, el sindicato que depende de ellos, el BOE, la cruz Roja, el henmano del vicepresidente del Gobierno de la nación con despacho oficial....), recordemos :
Viaje a Marruecos cuando la situación diplomática era cuanto menso tensa (Perejil)
Declaraciones diferentes de crítica al gobierno anterior.
Hace poco acusaba al ex-presidente Aznar de seguidismo, en una intervención en la que diferenciaba entre guerra legal e ilegal. Digo yo que a cada uno nos traiciona el insconsciente en el momento menos oportuno: ¿Estaría González pensando en los GAL cuando hablaba de guerras ilegales?
Pero no soporta otras declaraciones cuando el ex-presidente que las realiza pertenece a un partido que no es el suyo. Se pone tensa, se le hicha esa vena arrugada que se empeña en ocultar con cuellos altos y pone ese rictus de perdonavidas al que parece abonada desde que asumió el papel de dar la cara.
Vamos a ver doña Maria Teresa, no estamos es democracia, no es usted las que piensa que hay que convencer (viernes pasado, para los que no recuerden) pues intente convencerme de la diferencia de incumplimiento de la ley ayer y hacer hace un mes. Venga le prometo aplicarme, si no lo intenta y/o consigue tendré que empezar a pensar que realmente padece algún sindrome de distorsión de la realidad que le impide pensar positivamente cada vez que identifica las letras PP relacionándolas con cualquier pregunta o intervención parlamentaria

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home