¡A la calle! que ya es hora.

28 de junio de 2006

Nuestros inmorales


Hace unos días César Alonso de los Ríos escribía en un acertado artículo cómo en esta vorágine del cambalache zapaterial "Lo aterrador es el comportamiento de los seguidores del PSOE ante este espectáculo. Ciudadanos, personas, incluso amigos de uno. Inmorales".

Lo ocurrido hoy en el Congreso, donde la Policía ha impedido no sólo a las víctimas colocar junto a la puerta una corona de rosas blancas, sino, incluso, a las Diputadas del PP que lo han intentado, me recuerda tanto a otras épocas, donde la libertad de los ciudadanos se cercenaba frecuentemente, que me causa gran pesar.

Un día antes de las elecciones de 2004 una amiga mía, sí, de esas de las que habla César Alonso, me dijo que durante el Gobierno de Aznar ella había sentido una falta de libertad palpable. Yo no daba crédito y le pedí que me explicara en qué ámbitos lo había percibido principalmente. "No sé,... pues en todo". Le repliqué que me extrañaba; que Aznar había engordado a sus medios de comunicación favoritos, que se habían manifestado tanto y cuanto habían querido por barcos y galeotes, que se habían asaltado docenas de sedes del PP, insultado y agredido a sus dirigentes y la policía no había detenido a nadie. En fin, que yo no veía más límites a la libertad que los inherentes a un sistema escasamente liberal y bastante clientelar. Me insistió que ella no se sentía libre.

Ahora, cuando la pérdida de libertad es casi tan evidente como el poco aprecio que tienen nuestros bobernantes por el cumplimiento de la ley, cuando te pueden detener por mantener una actitud vociferante o proteger si eres un asesino con ansias infinitas de paz, la inmoralidad es la náusea que recorre mi diafragma cuando me encuentro en compañía de los que pasean El País o citan cual evangelio del día lo que han dicho en La Radio. Y son amigos míos, sé que me esconderán en sus casas cuando los carrillos vengan a por nosotros (¡ojalá yo sea un exagerado!), pero lo que me da miedo es eso: SON UNOS INMORALES.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home