¡A la calle! que ya es hora.

26 de abril de 2006

El timo del etarra pacifista

Ha habido a lo largo de la historia de la picaresca española muchos timos basados en la suplantación de la personalidad de diferentes tipos de operarios, que buscaban así acceder al domicilio del timado y, posteriormente, desvalijarle a modo. El revisor del gas, el que buscaba una avería telefónica en la zona, el aviso de una fuga de agua invisible, etc.

Parece ser que con los atentados de Navarra y Guecho, nos quieren hacer ver que criminales de la ETA los puede haber de verdad, los guais, "los que tienen una conversación de paz" (JLRZpé dixit) y que, luego, hay otros que son de pega, que no son de la ETA buena ni nada, que son incontrolados. Uhm, ¿incontrolados, incontrolados? ¿A qué me suena eso? Ah, sí, a fascistas quemando librerias en los años 70.

Lo que pasa es que el Alianzador, el Justiciero de las Mujeres, el PAZguato, o sea, zETApé, nos tiene que explicar cómo se reconoce al verdadero etarra, no vaya a ser que abramos la puerta y se nos cuele cualquier conversador pacifista con pistola y nos provoque un accidente, incidente o suceso, que, lejos de nuestra intención, dificulte el Proceso de Rendición.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home