¡A la calle! que ya es hora.

25 de abril de 2006

Dictadura política II


En todo régimen totalitario que se precie la capacidad de informar y de expresar las ideas no ha de escapar al orden imperante. Es fundamental adular con tino al Bobierno y adyacentes y desprestigiar (animalizar, si es preciso) a todos aquellos que no se someten a los designios imperiales y que, incluso, se atreven a informar sobre lo negativo del Régimen y a difundir sus propias ideas.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home