¡A la calle! que ya es hora.

1 de marzo de 2006

22 medidas prioritarias

El ministro (sin estudios, pero con coche oficial) Montilla, harto de que se hable de cosas tan poco edificantes para su ser como Opas, Créditos perdonados o Estatuto, ha tomado medidas. Claro que también se habla de cómo el ministro que ha estado a sueldo de una institución crediticia de una comunidad autónoma, pueda conseguir para esa institución una importante empresa, que los usuarios de esa empresa en otras comunidades autónomas realicen el pago y, encima, el ministro sienta que la comunidad autónoma donde ahora vive es una nación y ve un agravio que sus paisanos cordobeses no lo vean.

Pues lo que les decía, el ministro ha decidido tomas medidas, cosa que hacen tanto los ministros (en caso de que tengan la más ... remota idea de qué medidas tomar) al igual que lo hacen los sastres (con desigual resultado todo hay que decirlo). Pues bien el cordobés va a tomar 22 medidas en el 2006 para mejorar la eficiencia energética en España.

Hasta aquí muy bien porque es algo que parece razonable. Pero es que entre las medidas (muchas con acrónimos que visten mucho) están los PMUS: Planes de Movilidad Urbana. Con el acrónimo nadie sabía lo que pasaba, cuando lo explican dices "bueno ¿y el plan en qué consiste?", y ahí es donde la fastidiamos porque, al seguir leyendo, te enteras que consiste en fomentar los modos de transporte no consumidores de energía fósil.

No está mal piensa el lector (el que escribe es un poco reaccionario al ver lo negativo de esta medida). Después viene el tratado de "cómo son la marcha a pie y la bicicleta".
Ahí es nada, el ministro debe pensar que todos tenemos la gran suerte de trabajar a una distancia moderada de nuestra residencia, y que a todos nos sobra el tiempo. Por no hablar de la climatología imperante, que haría que además de la marcha a pie se deba incluir el esquí de fondo o la pesca con caña.

En fin, lo dicho, que a veces, al tomar medidas, los resultados son cuanto menos dispares y discutibles. Y que conste que no niego la conveniencia de mejorar el comportamiento de las personas-humanas en lo que a consumo de energía se refiere en este (todavía) país .

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home