¡A la calle! que ya es hora.

1 de marzo de 2006

Distorsiones post-mortem

Cualquier escrito parido en las entrañas de La Secta que lleve la palabra víctima y no incluya otras como instrumentalización, división o Lluch, será lanzado a la piscina, como hacía Umbral con los libros. Tal parece ser la Nueva Consigna del Gran Pensador Único e Inmarcesible.

Ahora, más en serio, a aquellas personas que padecen de algún trastorno afectivo, del estado de ánimo o de la personalidad, se les enseña a analizar sus pensamientos para hacerlos más racionales y/o positivos, a fin de combatir las distorsiones cognitivas presentes, lo que redundará en la aparición de emociones positivas.

Una de las distorsiones cognitivas más comunes, en mayor o menor grado de creencia, es la llamada "lectura de la mente" que, como es obvio, consiste en adivinar lo mal que piensan los demás de uno, las etiquetas terroríficas que plantarán en su espalda en cuanto ese uno se dé la vuelta, etc. Como digo, esto es frecuente y, en grado preocupante, en personas con problemas psicológicos, pero siempre ¡¡VIVAS!!

Por eso, si no fuera tan triste y macabro, me divertiría enormemente ver cómo tanto sectario experto en equidistancia plexiglás se dedica a "leer la mente" del asesinado Lluch.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home