¡A la calle! que ya es hora.

4 de marzo de 2008

Se trata de crear un estado de opinión

De las encuestas, que en estos tiempos abundan como las senderillas cuando llovía, me llaman la atención dos aspectos. Uno, que se pague por hacer mal el trabajo que se contrata, como si se pagase al albañil por hacer tabiques torcidos o al camarero que te pone valeriana porque "se nos h'acabao el café y qué más da". Dos, que el rebaño patrio, luego, en las tabernas y cenáculos discuta sobre los resultados de esas encuestas, sabiendo que sólo aciertan cuando lo determina la misma probabilidad con la que lo hace el resultado de la lotería.

Mi hipótesis es que no se trata de obtener datos fiables, sino de crear un estado de opinión favorable a quien controla los medios de comunicación, es decir, a los liberticidas que nos bobiernan. ¿Por qué? Pues porque siempre pueden ocurrir cosas raras que hagan poner en duda los resultados obtenidos.

Y no se nos olvide, el encargado de la cosa electoral es Rubalcaba, «El Obvio». Si observan, últimamente este experto de la trola achanta la mui, pero, si fuese necesario, después del voteo, largará lo que no está escrito sobre lo que decían las encuestas. Recordemos que el diario La Trola nos hacía el domingo una oferta que no podremos rechazar, a cuatro columnas, justo encima de un dialogante diálogo con Ahmadineyad, ese demócrata: "El PSOE volverá a vencer al PP". Y ya sabemos el lema: como sea.


--------------- Muchas cursivas he puesto hoy. Pues ahí van más:
- ¿Quién fue?
- zETApé

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home