¡A la calle! que ya es hora.

22 de septiembre de 2006

CALDERA DIMISIÓN

Resulta que el “papeles para todos”, que según el menistro Caldera (en contra de la opinión del resto de los ministros comunitarios de su ramo) nos iba a convertir en la envidia de Europa, nos ha convertido en destino turístico de los inmigrantes ilegales de todo el planeta.
Ahora que ven el resultado de su experimento (ya se dice que se hacen con gaseosa) y que están acongojados piden ayuda a Europa. Los europeos tienen opiniones diferentes:
Austria dice que es un problema de España que ya se lo advirtieron.
Alemania dice que España no se va a hundir por 250.000 inmigrantes más (como ya legalizó a 1.000.000)
Y así hasta 25 pero todas por el estilo, mientras tanto los españoles tenemos que aguantar el asalto a los recursos de la SS, al riesgo que supone sanitariamente el que cualquier persona que llegue sin ningún certificado médico sea puesto en el país a los pocos días de llegar. Es que no esperan ni un tiempo mínimo de cuarentena.

Pues lo menos que se puede exigir ante semejante ineptitud es la DIMISIÓN. No es que lo piense yo como persona afectada, supongo que si fuese la ministra de salud, que tan preocupada está por los efectos nocivos del tabaco, estará más ante la epidemia de tuberculosis resistente que se puede desencadenar debido a los portadores que llegan a nuestro país.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home