¡A la calle! que ya es hora.

30 de agosto de 2006

Memoria HistÉrica (XXIV) - 17 de julio 1995

Retazos de una entrevista a Ruiz-Gallardón publicada en "El Mundo" el 7 de enero de 1995.

"Pregunta.- Días después de hacer esta reflexión [sobre la pertinencia de que Garzón instruyera el sumario del secuestro de Segundo Marey], usted defendió la honradez de José Barrionuevo con mucho énfasis, lo cual le ha ocasionado algunas críticas.
R.- Para empezar, quiero decir que la posibilidad de que el Estado haya organizado una trama como los GAL me parece repulsivo. Si la violencia siempre merece un reproche, el hecho de que esa violencia se ampare en el monopolio del Estado para garantizar la seguridad es doblemente grave. José Barrionuevo dio su palabra de que él no tenía vinculación con los hechos delictivos de los GAL, yo dije entonces y reitero ahora que yo creo en la palabra personal de José Barrionuevo. ¿Eso significa que no tenga responsabilidades políticas?, no. Habrá responsabilidades políticas si se demostrase que en su Ministerio otras personas realizaron este tipo de hechos. Una responsabilidad «in vigilando» que alcanza a Barrionuevo, pero también a don Felipe González Márquez. Conozco hace mucho tiempo a Barrionuevo, tengo una relación personal con él, he discutido mucho con él y he llegado a apreciarle."


No recuerdo, cuando los jueces condenaron a Barrionuevo por secuestrador, unas palabras de Ruiz-Gallardón que dijeran, por ejemplo, "me equivoqué. Una persona que, desde una alta responsabilidad como es el Ministerio del Interior, en lugar de perseguir secuestradores, se dedica a participar en secuestros de ciudadanos inocentes, merece mi más absoluto desprecio moral".

Según muestra la portada de abajo, unos meses después comenzaba, con dificultades, a iluminarse el camino de la justicia.

BarMarey

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home