¡A la calle! que ya es hora.

17 de abril de 2006

Las intenciones de Rodríguez

La verdad es que podría hacer un comentario sobre Pepiño ya que hoy lunes se le ha visto iluminado. Pero vamos a cambiar de tercio, el inquilino de la Moncloa (si, Rodríguez, eres inquilino) ha ofrecido una entrevista-propaganda a El Mundo. La estrategia es que si cuela slogans-frases en el mundo va cautivando a parte de los electores que no le han votado. Analicemos:
Portada:”Con ETA no se hablará de política: primero la paz, luego la política” pero bueno después de haber reconocido cuatro años de conversaciones (para fiarse del individuo, firma el pacto antiterrorista a la vez que tiene conversaciones con la banda asesina) con ETA, no había conversaciones de política, que va hablaban del sexo de los ángeles que debe dar para cuatro años de conversaciones.
“Lo esencial no es acabar con las armas, sino acabar con la voluntad de usarlas” dice que se lo dijo Blair. Tiene varias posibilidades o bien no entendió lo que decía Blair (dado sus respuestas a preguntas básicas en el idioma de Shakespeare no es descartable) o bien miente (lo que no sería nada nuevo). Que pasaría si cambia la voluntad en mitad del proceso presidente (por accidente), o es que no le importa si cree que los que mueran no le iban a votar.
“Andalucía es una nacionalidad que evoca el concepto de nacionalidad, una realidad nacional y una identidad nacional”. Sin entrar en detalles para un licenciado en Derecho (sin haber ejercido, que para eso se metió a político) que declara que nación es un concepto discutido y discutible es asombroso la de evocaciones que le produce nacionalidad.
Asombroso en conjunto pero lo mejor de todo es la propaganda con la que colabora Pedro J al destacar ciertos titulares que no reproduzco para no colaborar.
La culpa del desbordamiento del Danubio es del trío de Madrid (uno ya está fuera y lo echó la que aquí llamaron fracasada), no puede quedar ninguno

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home