¡A la calle! que ya es hora.

8 de enero de 2012

Rajoy engaña.

Si una persona que ha estado secuestrada por la ETA 532 días abandona un partido político por diferencias con su dirección, y los dirigentes de ese partido no sólo no rectifican o se van a su casa, sino que encumbran a los «oyarzábales» de turno, la conclusión es que cualquiera que pretenda que la Justicia aplique la ley justa a los terroristas (y, por ende, al resto de delincuentes), no puede votar a quien otorga condecoraciones a «faisanes» y «zETApés». No puede votar a Rajoy, porque engaña.

0 Comment:

Publicar un comentario



<< Home