¡A la calle! que ya es hora.

5 de abril de 2011

Teoría judicial para acabar con los jueces

Según comenta Libertad Digital, para un dizque juez, José Ricardo de Prada, los hechos que condujeron al chivatazo de "El Faisán"  «se enmarcarían en acciones de oportunidad y eficacia discutibles pero, en todo caso, tendentes a evitar de una u otra manera futuras acciones terroristas».

Ya sabemos que para algunos jueces el uso alternativo del derecho-para-favorecer-a-los-mismos es de una discrecionalidad que asusta. En su caso, y en la extensión de su visión teórica, yo me tentaría mucho la toga, no sea que se le ocurra a alguien «enmarcar en acciones de oportunidad y eficacia discutibles pero, en todo caso, tendentes a evitar de una u otra manera futuras acciones terroristas» la desaparación de los jueces. No habiendo jueces, no hay sentencias; no habiendo sentencias, los terroristas no van a la cárcel y, por tanto, dejarían de matarnos.


¿O nos mataban por ser españoles? Pues nada, ni jueces ni españoles; todo sea por «evitar de una u otra manera futuras acciones terroristas». Claro que esto del conocimiento de los jueces sobre lo que acontecerá en el futuro es, cuando menos, inquietante.