¡A la calle! que ya es hora.

30 de enero de 2009

Contamos Contigo

Cuando El Gran Samaranch era Delegado Nacional de Educación Física y Deportes, intentó modernizar el afán del régimen franquista por hacer de aquellos seres bajitos, rechonchos y farialabiales unos atletas de fuste germánico.
Mariano Haro fue un fenómeno racial que sirvió en una época, pero había llegado el momento del sorpàsso. Se trataba de conseguir que los niños españoles no fueran ni Zoco ni Eladio, sino Beckenbauer.
Ahora, Mariano Rajoy, en tono críptico, dice que «es el momento de que todo el PP de España se eleve por encima de su ombligo». Es el Contamos Contigo pero en versión centrista, y como otra cosa no, pero obediencia ciega al prócer no falta en este partido-ejempo-de-coherencia, un militante se ha puesto manos a la obra y ahí lo tienen, elevándose grácil, cual gaviota pepera en busca de autor.



************************
No votes a Jekylliño; tampoco a Hydeiro.