¡A la calle! que ya es hora.

30 de agosto de 2008

18 balidos con una rectficación

Hoy ha salido Otegui a la calle y, como paradigma del rebaño en que se nos ha convertido este telepaís, pongo una amplia muestra de diarios de diferentes rincones de España (no se me moleste nadie porque no esté el suyo; habría sido lo mismo), donde se observa la derrota básica frente a los separatistas: la nominativa.

Cuando esta mañana preparaba esta entrada en el blog, mi desesperanza avanzaba sin remedio a medida que iba entrando en cada una de las páginas de estos periódicos, hasta que en el diario de Jesús Cacho me encuentro con lo que aparece más abajo, en la penúltima reseña: «Otegui...». A lo mejor regresa la cordura poco a poco, pensé. ¡Quiá!. Vuelta a la desesperanza (ver la última reseña), que aquí cuando se rectifica es para peor.

Y si Arnaldo se apellidase Rodríguez, habrían escrito Rodrígez. Además de ridículos, patéticos.


















Cada reseña es un enlace a la página en cuestión (si alguno no funciona, me gustaría saberlo; gracias)

24 de agosto de 2008

Es un orgullo ser español



Gracias a todos por transmitirnos la idea de que, a pesar de psoeces y ppleles, podemos seguir creyendo en España, porque hay españoles que portan nuestro estandarte con dignidad.

21 de agosto de 2008

El luto es un derecho


El luto es un derecho, sí señor. El duelo tras la muerte de personas significativas para el doliente es un hecho natural, benéfico. Por ello, boquiabierto quedo al leer esta mañana lo que contaban las agencias y que Libertad Digital recogía así:«El Comité Olímpico Internacional ha denegado la petición del COE de izar la bandera española a media asta en la Villa Olímpica.»

Pero, ¿desde cuándo hay que pedir permiso para dar a la bandera de tu Nación el significado apropiado a los sentimientos de sus nacionales? Otrosí digo, ¿desde cuándo hay que acatar prohibiciones de extraños sobre la altura a la que debe ondear nuestra bandera?
No, no hay que acatar ninguna prohibición, fuera del ámbito estrictamente deportivo, que afecte a nuestros símbolos nacionales, y menos si proviene de esa panda ligeramente demócrata (¡puaaggggh!) donde moran príncipes de reinos de opereta y otros cualíicados especímenes humanos manifiestamente mejorables.

No hay que olvidar que ese Comité, tan oxigenable, durante años ejerció de mandamás el que en su día fuera Delegado Nacional de Educación Física y Deportes, órgano encargado de las directrices deportivas de España en tiempos de Franco, y que dependía orgánicamente del Ministerio de la Secretaría General del Movimiento Nacional. Sí, hombre, ese ínclito catalán, Don Juan Antonio Samarach.

11 de agosto de 2008

Nadie va a hacer nada

Después de la suelta de palomas el viernes en la inauguración de los JJOO como símbolo de que los juegos son un periodo de tregua entre guerras, nos estamos tragando las imágenes de la masacre de los rusos a los civiles georgianos.
Nadie va a tener la decencia de levantarse del tablero, de marcharse con su delegación. No tiene valor el que lo haga la delegación de Georgia, pero si sería un serio problema que lo hiciera la de EEUU, Alemania, UK, Francia, Italia, Croacia, Grecia y Serbia o que el comité olímpico anfitrión hiciese alguna declaración afeando la conducta del país representado por su homónimo ruso . A la delegación de España no la nombro porque, dada la pasión que demuestran por los gobiernos autoritarios, de naturaleza no democrática y basados en la demagogia, sería mucho pedir que hicieran que desairara al sátrapa ruso.

7 de agosto de 2008

¿Y por qué no las «balanzas olímpicas»?


Los separatistas catalanes ─esos malos gestores que cuanto más les oprimimos los españoles más ensanchan la buchaca─, con Montilla a la cabeza, hablan mucho de lo que les perjudica el reparto del parné del Estat. Para ello, dicen, no hay más que fijarse en las balanzas (trucadas) fiscales y ver que bla, bla, bla. Y así se pasan gran parte del día, que si las balanzas p'arriba, que si las balanzas patatín o patatán. Y yo digo que sí, que hablemos de balanzas, de las que no habla nadie, de las ─¡tachán!─ Balanzas Olímpicas.
Hablemos, pues.

* 1985: la Oficina Olímpica de Barcelona calcula unas inversiones de 237.000 millones de pesetas, unos 1.230 millones de euros de la época.

* 1990: a dos años de la celebración de los Juegos de 1992, los cálculos, que ya se sabe cómo son los cálculos, se disparan: 660.000 millones de pesetas (3.970 millones de euros).

* 1992: la inversión en Cataluña con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona ascendió a 6.727,93 millones de euros, que actualizados con los datos del IPC del INE, serían unos 11.572 millones de euros.

* Hay que tener en cuenta, según los datos que de nuevo nos ofrece el INE, que la mano de obra de la construcción ha subido un 55%, el precio del cemento un 56%, la madera para construcción un 48% y la energía un 125%. Todo ello dispararía las inversiones en Cataluña en el año 1992, a precios de hoy, hasta unos 20.000 millones de euros, y creo que soy prudente. Más de 3 billones de pesetas.

* El 61,5% de las inversiones fue en obra civil (sic).

* En instalaciones deportivas se invirtió sólo el 9,1% del total.

* Sólo el 38,5% de las inversiones fue para la ciudad de Barcelona. O lo que es lo mismo, las inversiones se diseñaron para enriquecer a toda Cataluña, no sólo a Barcelona.

* Las inversiones en la ciudad de Barcelona supusieron un 78% más de zonas verdes y playas respecto a las de 1986.

¡¡ Jo...lines con la opresión castellano-andaluzo-extremeño-murciana!!
¡¡ Cáspita, qué insolidaridad la de los españoles con los oprimidos catalanes!!
Al año siguiente, 1993, el despilfarro felipista consiguió hacer efectiva la crisis económica latente que llevó a 3 millones de españoles de la época al paro. Y en Cataluña, oprimidos.

Pues nada, hablemos de balanzas. Y, por cierto, lo más divertido, las fuentes de los datos anteriores son: El Pais y el Ayuntamiento de Barcelona